sábado, 8 de agosto de 2015

TEJAS DECORADAS

Decorar una teja es algo tan divertido como jugar a las casitas, hay que dejas volar la imaginación y las manos y ellas forman algo único, la destreza se logra con el trabajo continuado. Muchas horas para darlas por terminadas, pero la satisfacción hace que merezca la pena.

Conservando su musgo y de una forma diferente

No siempre son fachadas, también pueden ser detalles








Jugando con los relieves, una teja de cuento




Aprovechando su musgo natural para hacer un bosque o una montaña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario